Estuve de viaje por el mundo árabe acompañando al equipo de Juan Valdez Café en la apertura de la primera tienda en Kuwait. Éste viaje estuvo lleno de sorpresas y de grandes aprendizajes. Me di cuenta que los países árabes tienen costumbres muy diferentes a las nuestras.

Llegué hace unos días a Colombia y el cambio de hora me tenía un poco cansado pero bueno, ahora si les cuento un poco sobre todo lo que aprendí de estos países. Después de un viaje de más de 20 horas de vuelo llegué a la ciudad de Kuwait. Afortunadamente pude dormir un poco durante el vuelo ya que siendo un vuelo tan largo es casi que necesario. Al llegar, fuimos inmediatamente a ver cómo iba la tienda.  Me tomé la tarea de ir a colaborar en cualquier cosa que necesitaran para que cuando llegara el día de la apertura, la tienda estuviera lista.

Yo que les cuento, días antes de la inauguración la gente se acercaba a curiosear y entraba a la tienda preguntando si podía comprar nuestro delicioso café. Había mucha expectativa por la apertura de esta tienda y esto fue bastante significativo y gratificante para mí, y me atrevo a decir lo mismo por todos los otros caficultores colombianos.

Los primeros días visité varios lugares emblemáticos de la ciudad como las Torres de Kuwait. Estas torres puntiagudas almacenan millones de galones de agua potable por si en algún momento llega haber alguna emergencia. Ya estando ahí, no pude dejar pasar la oportunidad de tomarme un cafecito con la persona que nos acompañaba.

Estos días que recorrí la ciudad, me llamo mucho la atención ver a las mujeres cubriéndose la cara y parte de su cuerpo con un velo. Este velo se conoce como el Hiyab. Me explicaron que una vez que las niñas llegan a la pubertad, ellas empiezan a utilizar este velo cuando están en sitios públicos o cuando están en presencia de hombres adultos. Uno casi ni las alcanza a ver porque andan muy tapadas. Otra cosa que me llamo la atención es que la ciudad está llena de parlantes donde estos anuncian la hora del rezo unas cinco o seis veces al día.

También me sorprendió que la gente no consume ningún tipo licor. Esto es considerado impuro y mal visto. Lo que es muy común y se ve en todas partes es lo que se conoce como la shisha o narguile. La shisha se utiliza para fumar hierbas y frutas aromáticas.

Una de las noches fuimos a comer a las afueras de la ciudad, cerca al desierto.  Kuwait es un pequeño país ubicado en el Golfo Pérsico y  es bastante árido. Lo que más me impresionó fue que, por tradición, tuve que comer con la mano. Nunca creí que me iba a tocar vivir ese momento y  acompañado de gente de gente local. Pero les cuento: ¡únicamente se puede coger la comida  con la mano derecha! Ésta es la mano que se utiliza para tocar las cosas limpias. Al principio fue complicado y un poco incómodo pero me fueron enseñando poco a poco.

Como todo gran amante del café, quise probar el café de Kuwait, un café que uno nunca ve acá y que no está uno acostumbrado.  Éste tenía un sabor bastante interesante pero la verdad, es que yo no cambio mi taza de café con panela por nada. ¡No hay nada mejor que mi café colombiano!

El día de la inauguración de la tienda, la gente estaba muy contenta y feliz con nuestro producto. La gente tomaba y degustaba nuestro café. Vi bastante granizados, quién sabe, de pronto por el calor. Estando frente a todas estas personas con sus vestimentas me sentí muy lejos de mi casa y de mi tierra. Hay que viajar muchas horas para poder encontrarse con esto. Con lo poco que pude conversar con ellos, me di cuenta de que son personas muy queridas, amables, y con mucho carisma. Todos estuvieron muy pendientes de nosotros.

El último día en Kuwait fui  a ver un par de tigres. Uno podía tocarlos, pues estaban entrenados y eran un poco mansos. Sin embargo, a uno siempre le queda el temor de que estos animales se pongan agresivos.  Aquí les muestro una foto que tomé.

Bueno, voy a trabajarle un poco más a mi finca que tengo mucho que hacer y luego si les cuento cómo me fue en Dubai y Abu Dhabi.

Leer Más...

La época de cosecha es un momento bastante apasionante para todo caficultor. Es un tema de mucha historia y trascendencia para nosotros, con el que crecimos y el cual aprendimos de nuestros padres, abuelos y bisabuelos. Nosotros los cafeteros colombianos nos sentimos satisfechos porque en esta época se ven los resultados de nueve meses de esfuerzos y cuidados de los cafetales. Lo que vamos a empezar a recolectar ahora son los frutos de la floración de a principios de año. Pronto muchos podrán tener entre sus manos una taza de uno de los mejores cafés del  mundo: el Café de Colombia.

Tenemos varias cosechas durante todo el año y en este momento, estamos en la mitad de la cosecha de café  en la zona Central del país. De igual manera, en otras zonas cafeteras se está cosechando café pero en volúmenes más pequeños. La cosecha principal en la zona cafetera Central comienza en Octubre y dura aproximadamente dos o tres meses.

 

Nosotros los cafeteros siempre nos preparamos para estos meses de cosecha asegurándonos de que los cafetales estén totalmente limpios y bien desyerbados para poder tener una mejor recolección. También cuidamos de que la máquina para despulpar el café esté limpia y en buen estado; de que los canastos o cocos (elementos con los que se recolecta el café) y los costales donde se empaca el café estén en condiciones adecuadas para poder recolectar y llevar el café a los beneficiaderos.

Durante esta época, también estamos pendientes de buscar los recolectores, esas personas que nos ayudan a recolectar la cosecha. Muchas veces ellos  ya han creado una buena amistad con los dueños de las fincas y vuelven a ayudar año a año en la misma finca. En fincas un poco más grandes, los dueños van los sábados y los domingos al parque principal del pueblo a buscar recolectores en épocas de altas cosechas cuando hay mucho café por recolectar.

Estos días nos mantendremos bastante ocupados pero cuando uno cosecha lo que siembra, las cosas saben mejor. Nos esforzamos para que todos puedan disfrutar de una deliciosa taza de café 100% Colombiano.

Leer Más...

Estos días en que se está discutiendo tanto sobre la situación de los campesinos en Colombia, he estado reflexionando mucho sobre lo que estamos viviendo los cafeteros y quiero compartir algunas cosas con ustedes:

 

La verdad tengo que decir que la cosa no está fácil: los precios del café han bajado mucho. Creo que la última vez que estuvieron a este nivel fue a finales del 2008. Esto se suma a que apenas nos estamos recuperando de las bajas en producción que nos dejó la lluvia y la roya y por eso nuestros ingresos han caído.

 

Pero esto no esta pasando solo en Colombia, mi país. Cafeteros en todo el mundo están pasando por la misma situación. La diferencia, y por lo que nosotros los cafeteros colombianos estamos mas optimistas, es que por muchos años hemos invertido en investigación y en contar con buena asistencia técnica entre muchas otras cosas que nos brinda nuestra Federación. Además de la promoción, y de esto si se yo directamente, que hace que cada vez mas gente esté tomando Café Colombiano que venden los tostadores mas importantes del mundo.


Leer Más...

Hoy no sólo tuve la oportunidad de conocer y compartir un café con el nuevo Profesor Yarumo, sino que también le hice una pequeña entrevista. Los invito a ver el video!

Leer Más...

¡Bienvenidos a Juan Valdez México!

Ya regresé a Colombia de un viaje que hice a México D.F. para la inauguración de la tienda Juan Valdez de Santa Fé, la primera tienda que se abre en ese gran país. Quedé sorprendido con D.F., una ciudad muy grande con un clima espectacular—no hacía ni frío ni calor! La gente muy amable y servicial. Se emocionaron mucho al verme llegar, especialmente porque muchos pensaban que yo simplemente era un personaje ficticio: que no existía en la vida real. Todos me saludaron llenos de energía y no pararon de preguntarme sobre el Café de Colombia.

Leer Más...

See What´s Behind Colombian Coffee: Donde nace la magía

Para producir el mejor café del mundo, empiezo por escoger la mejor semilla. Y el proceso no para ahí. En este capítulo de la serie “See What’s Behind Colombian Coffee” les enseño más detalladamente el proceso de siembra y recolección en los cafetales y todo el amor que le inyectamos a nuestra labor. 

Leer Más...

See What´s Behind Colombian Coffee: Dos amigos cafeteros comparten un café

Algunos no creen cuando les digo que los cafeteros respiramos y vivimos el café en todo momento. En este video de la serie “See What´s Behind Colombian Coffee”, podrán ver todo lo que significa el Café de Colombia para nosotros, mientras converso con un amigo cafetero y disfruto de una taza con él.

 

Leer Más...

En la clausura del Curso Internacional de Catadores

Hace unas semanas tuve la oportunidad de estar en la ceremonia de clausura del Curso Internacional de Catadores donde profesionales japoneses de la industria del café vinieron a Colombia conocer más de nuestro producto.
Al final de la ceremonia llegué a saludarlos y pude hablar con uno de los participantes: Teppei Kida.

 


Leer Más...

Felicitaciones a Ronald Valero, ¡Campeón colombiano de Baristas!

Leer Más...